23
may 12

Trascender

Existe una única virtud, una aptitud aislada, huidiza, capaz de abarcar de forma vitalmente inverosímil el tiempo. De contener progreso custodiando el pretérito. La genialidad de Balenciaga posee una cadencia atemporal, trazando la imposible dicotomía de la modernidad remota. Dueño de perpetuos trazados, de vitalicias formas, de líneas íntegras y honestas. Artífice del sublime estruendo creativo que configuró y delimitó la estética contemporánea. Consecución y conquista, detener anticipando lo esencial, suspender esbozando el método. Y será así,  regresando a un pasado categórico, a los lejanos pero concluyentes años 30 como el Museo Balenciaga rendirá, el próximo 26 de mayo, temático tributo a la década que albergó el más sublime e innovador estallido. Fulminante y sentenciosa conjugación de perfección y entrega, el indivisible binomio que conforma lo eterno.


14
may 12

Entre 0,063 y 2 milímetros

Dimensiones de una fracción de dúctil y canicular caligrafía. Ínfimo fragmento de disgregación caleidoscópica, heterogénea y huidiza que novela perennes e incandescentes fragmentos de cadencia estival. Materia erigida en pueriles fortalezas, húmedo albero salino, fluctuante asfalto que engendra inevitables y delatoras improntas. Elemento que adhiere minúsculos y calidos vestigios a pulposos contornos, diminutos pedazos que conforman y desgranan los más ígneos e instructivos lances vitales. Porque todos, en alguna ocasión, regresamos con mechones impregnados de arena. Porque todo, lo aprendimos un verano.

  Parka: Zara AW12 / Vestido: Primark SS12 / Sandalias Zara (Old)

30
abr 12

Entre líneas, caminos

Si uno busca sublimar el acto irreversible inherente al verbo punzar, hacer emerger las connotaciones más transcendentales de la palabra impronta, deberá hacerlo armado de emociones certeras, de un imaginario afilado. Una sensibilidad hábil que perfore con su disposición plena, que celebre y genere el rastro indeleble, que devenga en estilo. Amalgama de estelas y surcos que calibra y configura nuestra propia identidad. Que dibuja los contornos de aquello que legamos. Que acota un yo para con vosotros desde una frontera permeable. Márgenes maleables que fluctúan en la ductilidad de las emociones, en la sinergia entre experiencias propias y ajenas.

Bajo estas premisas nace el nuevo proyecto de Stylo. Un alegato bimensual que hace de la exposición de un universo concreto, una convocatoria a trazar, sugerir y abordar nuestro propio itinerario. Un entramado de vías donde discurran diferentes rutas de llegar a un nosotros, nuevos trayectos para regresar cargado de un ellos.

Primeros trazados de Stylo.  Zergatik, Hernani 10, 26 de abril.

Tu nuevo billete de ida y vuelta aqui


23
abr 12

De un pez que robó una quilla roja

Toda invitación encierra una experiencia. En algunos casos, la intención de nuestro anfitrión será la de mostrarnos a su vez, la impronta de sus vivencias. Bajo esta filosofía, la firma Loreak Mendian, ha concebido un nuevo espacio que alude a la inequívoca y precisa combinación de sensaciones y emociones que dan forma a su universo iconográfico. Un imaginario conceptual donde fluctúan raíces, (en este caso,de margarita), y vanguardia.

Un conglomerado creativo que nace de la constante búsqueda de una representación visual definitoria, un simbología propia del nosotros. Así, embebido de mar, y custodiado  por el arte,  el 11 de Paseo Colon, Irun, celebró el pasado viernes la apertura de un local al servicio de unos inconfundibles códigos textiles. Códigos que encierra identidad en cada proyección gráfica. Hilos conductores donde se encuentra entramada nuestra propia historia.

Estas, son las imágenes que hilvanan los primeros pespuntes de un nuevo armazón. Refugio y guarida de un pez y su falsa aleta…