¿Quieres casarte con mi hijo? Sí, quiero

Son las 08:10h de la mañana. Suena esa musiquilla veraniega kitch, como de Vacaciones en el Mar, que tanta gracia me hace. Por eso la tengo de alarma, para despertarme todos los días de buen humor. Aunque hoy no me hacía falta, porque es lunes y ese es motivo de sobra para despertarme feliz. Sí, feliz. Feliz porque es lunes y esta noche hay… ¡¿Quieres casarte con mi hijo?!

No me da vergüenza reconocerlo, proclamarlo a los cuatro vientos, a grito pelado: ¡¡¡¡¿Quieres casarte con mi hijo? me alegra la semana!!!! Así, como lo están leyendo. No sólo ha superado al que hasta ahora era mi programa favorito, Granjero busca esposa, sino que se ha convertido en una de las citas más esperadas de la semana.

¿Por qué? Porque me hace reír sin parar, a carcajada limpia, durante dos horas y media. Es más, desde que empezó el programa he visto crecer abdominales en mi tripa. ¡Me divierte todo del programa!

Primero, las madres, con frases tan célebres como “Yo he conducido tanques en Irak mientras me caían 14 misiles al día”, de Toya, o  “No sé si vive en los Mundos de Yupi o en el Planeta Galleta”, de Mari Carmen. También destacan los estilismos, como las inquietantes diademas de Pilar, la madre de Daniel (el informático virgen) o los corsés de stripper que se ponía Aina, ex candidata de Rubén (el Ken de Denia que lleva camisetas con escote), para salir a pasear por el pueblo y que hacían llorar de vergüenza a la madre del protagonista, Rosi. ¡Y luego están las broncas entre las candidatas! Celos, envidia, competitividad… ¡El colmo ha sido que los dos finalistas de Luis Angel (empresario y gay, como apuntan los créditos del programa) se liasen en el último programa! Todo vale con tal de conseguir llevarse a casa a chicos que de vez en cuando sueltan por su boca joyitas como “No es que la haya cagado, porque yo nunca la cago” de David (el químico y stripper). Bueno, ¿y qué me dicen de la banda sonora? ¡Es que me meo cada vez que sale Jose Luis (abogado y tenor) y ponen “Soy un truhán” de Julio Iglesias!

¡ME HACE FELIZ, SÍ! Y no sólo el lunes… ¡El  resto de la semana me voy acordando de momentos del programa y me muero de la risa! ¡Me alegra, sí! Y no me da vergüenza reconocerlo. Porque me ayuda a vaciar de preocupaciones, responsabilidades e ideas mi cabeza durante dos horas y media. Porque el cuerpo me pide desconectar de mi realidad de vez en cuando. Porque soy una chica sin prejuicios que piensa que hay que ver de todo y porque creo que un programa de este tipo es igual de digno que un documental de La 2. Es más, diría que ¿Quieres casarte con mi Hijo? es un Chutney-Socorro en formato televisión, un Kit-Kat tan absurdo como necesario que alegra nuestras vidas. Así que, ya saben, yo sí. ¡Sí quiero! ¡Sí quiero a ¿Quieres casarte con mi hijo?!

1 comment

  1. Siiiii!! En nuestra casa también causa furor… Nunca pensé que Miguel querría ver esto conmigo, pero se enfada si no le aviso! Zaida a la suegra: Que me quiero pirar, estoy cansada, paso de cenar contigo… Qué huevos!jajaja los bailecitos apretaos del hijo de Toya tb… Son demasiadas cosas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>