Remuneraciones

Hasta aquí. Ya no puedo más. ¡Que no aguanto! Tengo que compartirlo para saber que no soy la única persona a la que los nuevos anuncios de ING Direct le dejan diciendo: “¿A qué viene esto? ¿Dónde está la gracia?”.

Sí, sí. Me refiero a los spots de Desaprendí… Aprendí… Cada vez que lo veo me pregunto qué sentido tiene. Y, a pesar de que después me pase unos 15 minutos buscándole una respuesta, es que… ¡No la tiene!

Miren, yo no tengo ni idea de publicidad y a más de uno esto que digo le puede parecer una barbaridad, y a lo mejor lo es. Pero no puedo evitar que sienta algo así como una especie de risa nerviosa y de escepticismo cuando lo veo. Sí, como vergüenza, no sé…

Es que, vamos a ver. ¿A qué viene? O sea, tienes delante de ti a una chica que podría ser cualquiera de nosotros, en su casa, súper contenta, ¡una tía normal! Y de repente suelta: “El día que desaprendí la palabra comisiones, aprendí… ” ¡Y se planta un bigote de papel en la cara, pone voz de hombre burgués y dice: “…remuneraciones”. ¡¿Qué pasa?! ¡¿Qué es lo que pasa para que se tenga que poner un bigote cuando dice “Remuneraciones”?! No lo entiendo, ¡no lo entiendo! Y tampoco me hace gracia, no le veo ningún sentido…

¿Os parece que soy una exagerada, no? Pues echar un vistazo a este otro anuncio, también de la campaña Desaprendí… Aprendí… de ING Direct. En vez de ponerse un  bigote, otra pobre chica, normal y corriente, se mete la cabeza en un marco para decir “Disponibilidad con intereses”.

Respuestas, opiniones, críticas.. ¡Quiero saber si soy la única que siente todo esto!

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=3ssfEvQkMIw&feature=relmfu[/youtube]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>